Los propietarios de inmuebles de Plottier deberán plantar al menos un árbol en la vereda. El proyecto de ordenanza fue presentado por el concejal Matías Ángel Ramos, y busca potenciar el arbolado público de la ciudad. Los frentistas tendrán un tiempo para adherir a la norma.

Pese a estar en receso legislativo, el concejal Ramos sigue trabajando para una ciudad más verde y con mayor conciencia en el arbolado. Presentó un proyecto de ordenanza que obligaría a cada propietario de inmueble, dentro del ejido urbano municipal de la ciudad de Plottier, a plantar un árbol cada 6 metros de frente. Tendrán 180 días para hacerlo, una vez aprobada la norma.

La ordenanza presentada también reglamenta el espacio de las cazuelas (espacio que debe dejarse en la vereda para plantar el árbol). Para los casos en los que los propietarios de inmuebles no se encuentren en condiciones económicas de dar cumplimiento a la norma, el Municipio podrá disponer la entrega de ejemplares arbóreos a través del área de espacios verdes, en tiempo y forma, para lograr el objetivo planteado.

Se trata de un proyecto que beneficiará a generaciones futuras: “este es un proyecto en donde las generaciones que vienen se van a beneficiar. La acción más bondadosa es plantar un árbol”, finalizó Matías Ángel Ramos.

La ordenanza tomará «estado parlamentario» a partir de mediados de febrero en el Concejo Deliberante. Sin embargo, para poder agilizar el mismo, también fue presentado por mesa de entradas de la Municipalidad. De esta forma podrá ser apoyado desde el poder Ejecutivo, llevado adelante en menor tiempo.

Implica un paso adelante ante una situación deficitaria del arbolado público en la ciudad. Queremos responsabilizar a cada vecino a plantar al menos un árbol al frente de su casa. Con los temporales de lluvia en invierno y las olas de calor en verano, tenemos que avanzar en tener una mayor y mejor forestación en Plottier, cuidar y fomentar arbolado público.

Concejal Matías Ángel Ramos, autor del proyecto.

El concejal de Evolución, Matías Ángel Ramos, realiza mensualmente jornadas de plantación de árboles de vereda y frutales junto a vecinas y sus niños en distintos barrios de Plottier. La última actividad fue en Enero, hace algunos días.

Sin lugar a dudas, puede ser una alternativa de micro-emprendimientos, debido a que podrían utilizarse las frutas para hacer dulces y conservas. Es interesante que se empiece a trabajar a pequeña escala sobre la soberanía alimentaria. Por ejemplo, en un barrio, en vez de poner 50 crespones, plantar 25 y colocar 25 damascos para que en verano haya frutas.