En Plottier, el barrio 1° de febrero se ha unido a la lista de barrios que han reforestado junto a Evolución. Gracias a la iniciativa del concejal Matías Ángel Ramos y el equipo de Evolución, los residentes del barrio se unieron en una jornada de forestación, plantando fresnos americanos en las veredas de sus hogares. Esta actividad no solo busca embellecer el barrio, sino también ofrecer una solución a la falta de espacios verdes en una zona que creció sin planificación.

La jornada en el barrio “1° de Febrero” fue especial. Niños, niñas y adultos del barrio participaron activamente, demostrando que el cuidado del medio ambiente es una responsabilidad compartida. La falta de espacios verdes en el barrio resalta la importancia de estas iniciativas, asegurando que cada hogar tenga su propio toque verde en forma de un árbol en su vereda.

El concejal Ramos ha sido un ferviente defensor de la forestación urbana en Plottier. Su visión es clara: desea que cada tramo de 7 metros de frente en la ciudad esté adornado con un árbol. Esta propuesta no es solo una idea pasajera; Ramos ha presentado varios proyectos con este objetivo en mente. De hecho, en anteriores jornadas, se plantaron árboles cultivados por Evolución a comisiones vecinales, como la del barrio “Los Castaños”, donde los árboles ya ofrecen sombra y refugio a la fauna local.

Sin duda, estas acciones reflejan el compromiso del concejal Ramos y el equipo de Evolución con el medio ambiente y la forestación urbana. A través de estas jornadas, Plottier se está transformando en una ciudad más verde, donde cada árbol plantado es un paso hacia un futuro más sostenible.