El Concejo Deliberante de Plottier ha dado un paso significativo en la promoción de la seguridad vial al adherirse unánimemente a la ley nacional N° 27714 de Alcohol Cero al Volante. Esta medida, que ya se había implementado en la capital de la región años atrás, prohíbe conducir después de haber consumido alcohol, estableciendo un sistema de multas e inhibiciones para aquellos que infrinjan la ley.

Durante la sesión del Concejo Deliberante, participaron familiares de víctimas de accidentes de tráfico y miembros de la organización Estrellas Amarillas, quienes apoyaron esta iniciativa y solicitaron su aprobación a los concejales, quienes de forma unánime dieron por aprobada dicha ordenanza.

Matías Ramos, concejal por Evolución, expresó que “era una discusión que se daba hace tiempo en la ciudad”. Ramos destacó la importancia de la iniciativa, afirmando: “Acompañamos esta iniciativa porque creemos que es súper importante, y más teniendo a familiares de Estrellas Amarillas compartiendo su dolor. Ya estaba aplicado a otras localidades y creo que Plottier estaba yendo un poco a contramano”.

Además, la norma establece que los establecimientos gastronómicos deben tener carteles que indiquen que Plottier es una ciudad con “Alcohol cero” y que insten a sus clientes a designar un conductor sobrio.

Con la aprobación de esta ordenanza, el Ejecutivo municipal tiene ahora los medios para solicitar a la provincia los recursos necesarios para llevar a cabo operativos de alcoholemia en diferentes puntos de la ciudad. La nueva ordenanza establece fuertes multas para los infractores, que comienzan en 28.800 pesos y pueden llegar hasta los 576 mil pesos.

Las multas se determinan en función del resultado de la alcoholemia. Para los infractores que tengan un resultado de entre 0.01 hasta 0.50 grados de alcohol en sangre, se establece una multa de 150 módulos, que actualmente tiene un valor de 192 pesos cada uno, y de 20 a 30 días de retención de la licencia. Si al infractor se le encuentra en sangre de 1 a 1.50 de alcohol, la multa va desde 201 a 300 módulos, lo que llevaría la multa a 57.600 pesos. Además, la retención de la licencia de conducir de 61 a 100 días. Y si el conductor tiene 3.51 o más grados de alcohol en sangre, la multa llega a los 3000 módulos por un valor de 576 mil pesos y de 411 a 700 días de retención de la licencia, la caducidad de la misma y su remisión al municipio para su destrucción.