En Casa Evolución, Plottier, el reciente “Taller de Construcción y Toques de Sikus” se convirtió en mucho más que un simple evento musical. Con la participación casi completa de su cupo, el taller, dirigido por los experimentados profesores de música Pablo Córdoba, Jorge Campos y Marcelo Asimacópulos, se transformó en una plataforma vibrante para el aprendizaje, la expresión cultural y el fortalecimiento comunitario.

Desde el primer acorde hasta el último, cada momento del taller fue una demostración de cómo la música puede ser un poderoso catalizador para el desarrollo personal y colectivo. Los participantes, abarcando un amplio rango de edades, se sumergieron en el arte de construir y tocar el siku, un instrumento tradicional que resuena con la historia y la cultura de regiones de nuestro país.

La música, como se vivió y aprendió en este taller, va más allá de ser simplemente una forma de arte. Es una herramienta educativa que estimula la mente, enriquece el alma y fortalece las habilidades sociales. A través de la construcción y el toque del siku, los asistentes no solo adquirieron conocimientos musicales, sino que también experimentaron el valor de la paciencia, la colaboración y la creatividad.

En Evolución Plottier, creemos firmemente en el poder de la educación y la cultura para unir a las personas. Este taller es un testimonio de nuestro compromiso con la promoción de actividades que no solo enriquecen individualmente, sino que también tejen lazos más fuertes dentro de nuestra comunidad.

Nuestro agradecimiento es inmenso hacia Pablo Córdoba, Jorge Campos y Marcelo Asimacópulos, cuya experiencia y pasión por la música fueron esenciales para inspirar y guiar a los participantes a través de esta jornada educativa y cultural.

Mirando hacia el futuro, Evolución Plottier se mantiene entusiasmada y dedicada a ofrecer más eventos como este, donde la educación, la cultura y la comunidad se entrelazan para crear experiencias inolvidables y significativas para todos los involucrados.